Orchestral Intro + Welcome to the World of the Plastic Beach

Desde un comienzo se hace presente la idea de que algo no encaja: la Sinfonía ViVa arranca con una pieza orquestal magnífica y orgánica que sumerge al auditor en las aguas, con ecos de olas y gaviotas, rememorando al mar, mientras la cámara rota y envuelve la imagen de la isla. El sonido y la imagen no concuerdan con lo que quieren transmitir. Recordemos que la Playa representa todo lo artificial de nuestra sociedad, tanto a nivel artístico como a nivel filosófico. Pero aún así, la música insiste en dotar de naturalidad a la Playa, que es la simbología del paraíso. Este choque entre utopía y plástico se mantiene constante a lo largo de todo el disco.

Inmediatamente después, la Hypnotic Brass Ensemble incrementa los bajos, como anunciando la llegada de algo grande, para dar paso a la bienvenida estelar de Snoop Dogg en «Welcome to the World of the Plastic Beach», cuya aparición parece cuanto menos sacada de la manga. Aquí, cuando nos reciben al mundo, se refieren al mundo, no a la Playa en específico. Esto es importante, porque le da trascendencia al discurso.

La llegada de El Perro quiebra la armonía original con un teclado histérico que no deja de sostener irritantes notas elevadas y con un coro de voces distorsionadas que colaboran al canto repitiendo hasta la extenuación la misma frase: Uh, just like that. Éste fuerte contraste en la instrumentalización sirve para reforzar el concepto de la artificialidad: la música ya no se compone de instrumentos naturales, sino de herramientas electrónicas, computadores, amplificadores… plástico.

A nivel visual, el vídeo es bastante simple, pero poderoso al mismo tiempo. Como sólo muestra a Snoop Dogg en el centro, la atención del espectador se enfoca única y exclusivamente en él y en lo que dice. Con todo, ésta bienvenida no es más que un mero juego, donde el susodicho es el maestro, y nosotros los borregos. Esto se evidencia al leer entre líneas la letra de la canción: El Perro nos trata como niños, nos pide atención y nos entretiene mientras el proceso, tan ágil y tan rápido, cambia irreversiblemente las reglas del juego. Cuando dice que lo fascinemos, imaginemos y animemos, nos está diciendo en la cara que hay que ver su lírica desde diferentes perspectivas, ya que lo que está detrás del rap es más profundo y complicado de lo que se ve a simple vista. Por ejemplo —y siguiendo la línea de la revolución que menciona—: la figura del rapero puede interpretarse como el rol dominante de los medios masivos de comunicación, los cuales controlan la sociedad, cual borrego, y le dice qué pensar.

Todos los elementos convergen en la figura de Snoop Dogg. Todo está pensado para enfocar la atención en él. Él es el maestro de ceremonias, la autoridad encargada de distraernos para que no nos demos cuenta de lo que está pasando a nuestro alrededor. Esto es, la mecanización de la vida y el mundo: el país de las maravillas (falso paraíso), donde los procesos se aceleran, todo se electrifica y todo es artificial.

Bienvenido al mundo de la Playa Plástica.

 

Anuncios

Un comentario en “Orchestral Intro + Welcome to the World of the Plastic Beach

  1. Pingback: Plastic Beach o la Revolución Multimedia de Gorillaz | Midnight Moe Club

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s